UGT insta a las empresas a digitalizarse y evitar los despidos

Versión para impresiónVersión para impresión

► Los datos de la última publicación del INE sobre confianza empresarial, que dedica un módulo de opinión sobre el Covid-109, refleja que muchos empresarios le siguen dando más importancia a la normativa laboral (despidos, salarios, etc.) que a los necesarios procesos de modernización, digitalización y cualificación de sus trabajadores.

► Así, un 40% de las empresas le otorgan a la digitalización un “bajo impacto” y un 37% no consideran una prioridad la formación de sus plantillas.

► UGT alerta que mientras persista la cultura de la precariedad, de facilitar el despido o de competir en base a bajos salarios, potenciada por las reformas laborales, especialmente la de 2012, aspectos como la digitalización de negocios o la formación de las plantillas serán cuestiones de segundo orden para muchas empresas.

► El sindicato pide derogar estas normativas e insta a las empresas a digitalizarse y no recurrir a los despidos.


Pese a los diferentes mensajes de patronales, empresarios y organismos públicos a lo largo de esta pandemia, afirmando que la crisis sanitaria aceleraría la digitalización y la recualificación de la fuerza de trabajo, persiste todavía una cultura empresarial impermeable al cambio que sigue pensando en competir en base a los bajos costes laborales, y le da más importancia a la normativa laboral que hacer frente al reto de la digitalización y modernización de sus estructuras.

En este sentido, les insta a que aprovechen la inversión pública y privada que pondrá en marcha el Gobierno en el marco de la Agenda de la España Digital 2025 y que movilizará una inversión pública y privada de 70.000 millones de euros hasta el año 2022 y que, en lugar de pensar en ajustar plantilla, piensen en modernizarse y en dar una formación digital a sus trabajadores. Ello redundará en su propio beneficio, en beneficio de los trabajadores, de la economía y del país.

Algunos datos del INE

La última publicación del INE sobre confianza empresarial, dedicada a un módulo de opinión sobre COVID-19, constata que el 23% de las empresas afirma que el mercado de trabajo es un factor muy importante en su negocio, mientras que sólo un 13% le da tal consideración a la formación de sus plantillas.

Otro tanto ocurre con la digitalización: un 40% de las empresas le otorgan a la digitalización una “bajo impacto”, mientras que la formación de las plantillas es de mínima prioridad para el 37% de las firmas.

Por otra parte, únicamente un 13,6% van a abrir canales digitales de venta en los próximos seis meses y sólo un 13% de las micro-pymes (con menos de 10 empleados, las más numerosas de nuestra economía) van a hacer inversiones en TIC.

Durante la pandemia

Sólo un 7% ha usado el comercio electrónico como alternativa para mantener su actividad y, durante lo peor de la pandemia, solo un 15% de las empresas usó nuevas tecnologías para lograr que su negocio se mantuviese abierto. En el sector hostelero menos de un 3% de las compañías empleó la venta a través de Internet para darle continuidad a su negocio.

Estos datos demuestran que no se puede relegar más medidas imprescindibles para el futuro de nuestra economía, como son invertir masivamente en digitalización y formación.


Declaraciones de Gonzalo Pino


► Datos INE