UGT exige un subsidio extraordinario urgente para desempleados sin prestación durante la pandemia

Video Principal: 
Versión para impresiónVersión para impresión

Hay personas sin ingresos desde hace meses que no pueden esperar más


► El sindicato recuerda que la negociación se inició bajo la premisa de una respuesta urgente a esta situación que ya debería estar en marcha, ya que actualmente sigue siendo casi imposible acceder a un empleo.

► Además, es necesario regularizar las prestaciones de trabajadores en ERTE con varios contratos a tiempo parcial y abonar la compensación comprometida que afectaría a 150.000 trabajadores.

 La Unión General de Trabajadores considera que, una de las cuestiones prioritarias en este inicio de curso, es la aprobación urgente de un subsidio extraordinario para las personas desempleadas sin prestación durante la pandemia que debería alcanzar a unas 550.000 personas que, bien han agotado su prestación durante la crisis sanitaria o que, habiendo quedado en desempleo, no tenían derecho a prestación.

El sindicato subraya que este subsidio extraordinario (cuya cuantía es de 430 euros al mes) debería tener una duración mínima de 6 meses, prolongándose a partir del 30 de septiembre, con la posible prolongación de los ERTE.

Se trata de que no se produzca un agravio comparativo con respecto a los derechos reconocidos a las personas acogidas en ERTE, a quienes no se les exigía requisitos previos para el cobro de la prestación, tal y como viene denunciando el sindicato reiteradamente desde el inicio de la crisis de la Covid-19.

Además, UGT destaca que es necesario regularizar las prestaciones de aquellos trabajadores en ERTE con varios contratos a tiempo parcial y exige al Gobierno que abone la compensación comprometida para esta situación que afectaría a 150.000 personas.

Abordar cuanto antes la reforma de la protección por desempleo

El sindicato reclama abordar cuanto antes la negociación de la reforma de la protección por desempleo, comprometida por el Gobierno, para dar una respuesta inmediata al conjunto de personas paradas que carecen de protección (1,6 millones de personas registradas antes de decretarse el estado de alarma por la Covid-19). La intención es no dejar a nadie atrás y que España no pague la factura aumentando las desigualdades tal y como sucedió en la anterior crisis económica.



   Audio valoración de Mª Carmen Barrera, Secretaria
de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT