UGT condena la represión a los trabajadores en Perú

Versión para impresiónVersión para impresión

Los trabajadores y trabajadoras de Perú, en su defensa de la democracia, la paz y de un modelo de desarrollo económico inclusivo y con justicia social, siempre contarán con el apoyo de la UGT. 

Las noticias de represión policial a manos de la Policía Nacional peruana contra militantes de la CGTP, durante la jornada de movilización pacífica contra la vacancia presidencial (intento de destitución) contra el presidente Pedro Castillo el pasado 7 de diciembre, suponen una pésima noticia para el libre ejercicio de los derechos civiles en el país andino.

Ante el complejo contexto político en Perú, donde el recientemente elegido gobierno enfrenta permanentes intentos de desestabilización por parte de sectores económicos y políticos del país, la CGT de Perú convocó una jornada de protesta el pasado 7 de diciembre, en rechazo de la agenda golpista de dichos sectores conservadores. La respuesta de las fuerzas de seguridad se tradujo en una fuerte represión, ante la que el propio Secretario General de la CGTP, Gerónimo López, exigió al Ministro del interior el cese de la represión y la depuración de responsabilidades entre las fuerzas de seguridad responsables de la represión.

Desde UGT nos solidarizamos con la CGT de Perú y con el conjunto de la clase trabajadora peruana, que demanda respeto al resultado electoral que otorgó la victoria al presidente Pedro Castillo en las pasadas elecciones de junio de 2021 y el cese de cualquier tipo de represión a la protesta social. El nuevo gobierno peruano, presidido por Pedro Castillo, tiene la legitimidad democrática para desarrollar su plan de gobierno, por lo que los ataques golpistas de sectores políticos y empresariales peruanos suponen una afrenta a la democracia peruana.