UGT anima a votar por la democracia en Chile, frente a la ultraderecha

Versión para impresiónVersión para impresión

Jesús Gallego interviene en el acto político con motivo de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Chile, que se celebrarán el próximo 19 de diciembre


El Secretario de Relaciones Internacionales de UGT, Jesús Gallego, ha dicho que “Chile se juega mucho”, en la segunda vuelta de las elecciones que se celebran el próximo 19 de diciembre, pues este país decidirá si “avanza por el camino de la democracia o entrega a la ultraderecha oligarca el poder. La primera opción y la redacción de una nueva Constitución que ponga en el valor del trabajo y los derechos de los y las trabajadoras, supondrá un enorme paso adelante y el crecimiento económico, político y social del país después de décadas de retroceso, privatización, represión e impunidad del pinochetismo”.

En este sentido, ha expresado el deseo de UGT de que gane Gabriel Boric, candidatura apoyada por los partidos progresistas y las organizaciones sociales y sindicales de Chile, entre ellas la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT) y ha animado a una participación masiva de votantes, el próximo domingo,  para "dar respuesta a la esperanza del conjunto de la sociedad chilena, en aras de la justicia social y política". 

Una nueva Constitución 

Gallego ha recordado que la victoria de Kast y el buen resultado de otros candidatos de derechas en la primera vuelta, ha confirmado el peligro que corre la aprobación de una nueva Constitución que reemplace a la carta pinochetista. La redacción de esta nueva Constitución ha sido posible gracias a las innumerables y sólidas protestas sindicales y sociales, que se desarrollaron desde 2019 y que con frecuencia fueron reprimidas, de manera violenta, por las fuerzas de seguridad al mando del aún presidente conservador Sebastián Piñera. 

El Secretario de Relaciones Internacionales de UGT ha remarcado que “lo que está en juego no es solo el próximo presidente, sino una clara amenaza a lo que el pueblo chileno consiguió democráticamente en las calles. La elección del domingo, además de suponer un freno a la clara antidemocracia que representa la ultraderecha, es también la puerta a profundos cambios sociales y económicos que el proceso constituyente ha comenzado. La candidatura de Boric no es una reacción a la ultraderecha, sino que es una opción por un Chile mucho más justo y mejor”.

Gallego ha resaltado además que la CUT ha propuesto que la nueva Constitución incluya aspectos fundamentales entre ellos el Trabajo Decente y su protección, salarios dignos, igualdad y no discriminación por trabajos de igual valor, libertad sindical y derechos para reforzar la Seguridad y Protección Social.