Se ha intentado desmontar a las organizaciones sindicales para aniquilar los derechos de los trabajadores

Versión para impresiónVersión para impresión

​Los Secretarios Generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, han participado en el debate "Los sindicatos ahora", organizado por la Universidad Complutense de Madrid en el marco de los Encuentros Complutense.

En su intervención, Pepe Álvarez ha destacado que "afortunadamente desde el momento en el que se crearon los sindicatos hasta ahora, la sociedad es muchísimo más rica. Pero en los últimos años ha habido un intento de aniquilar la capacidad de respuesta de los sindicatos y dividir a la sociedad para debilitar la oposición".

"Ha habido un intento de confrontar a los sindicatos con las mareas o los movimientos ecologistas, por ejemplo, cuando la realidad es que son corrientes complementarias con las que tenemos que sumar fuerzas. De hecho, en muchas ocasiones somos los mismos, porque nuestros delegados forman parte de las mareas y formamos parte de un común" ha subrayado.

Álvarez ha explicado que hay un intento de dividir los diferentes movimientos sociales para que, por separado, tengan menos fuerza pero "nosotros no vamos a confrontar. Tenemos que fusionarnos y poder caminar y avanzar juntos".

"Se ha querido trasladar a la sociedad de que los sindicatos somos más débiles, pero  lo cierto es que nuestras organizaciones en el centro de trabajo continúan siendo organizaciones fuertes y muy representativas, con personas muy respetadas. Lo que ocurre es que para hacer el atraco que se ha hecho a los derechos de los trabajadores y ciudadanos hacía falta desmontar a las organizaciones sindicales que hemos contribuido a construir esos derechos" ha añadido.

El Secretario general de UGT ha manifestado que además del intento de debilitar la imagen de los sindicatos, también se ha tratado de debilitar a las organizaciones sindicales vaciando la negociación colectiva y creando un modelo de relaciones laborales que favorezca a los empresarios.

"Si no se cambia la política, esto no va a cambiar. La reforma laboral les ha permitido reventar salarios y condiciones de trabajo yendo a los convenios de empresa. Algo que ha afectado mucho a los jóvenes, mujeres, migrantes o personas mayores. Esto hay que resolverlo".

"En este sentido, hay una cierta responsabilidad sindical, pero de eso a pensar que hemos estado al margen hay una gran distancia. Tenemos que volver a encontrarnos con la gente para poder proteger sus derechos, en unas condiciones que son letales para los trabajadores. Hay que ir a por nuestros derechos de manera decidida porque el Gobierno no va a protegernos" ha finalizado.