OIT promueve, como UGT, regular los algoritmos de las plataformas digitales

Versión para impresiónVersión para impresión

La CES denuncia el incremento de las prácticas de lobby de las plataformas en Bruselas


El informe “Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo. El Papel de las Plataformas Digitales en la Transformación del Mundo del Trabajo”, que ha presentado hoy la Organización Internacional del Trabajo (OIT), confirma las investigaciones publicadas por UGT en los últimos cuatro años, y la conclusión de que el camino emprendido de regular el trabajo en las plataformas digitales es la más idónea para garantizar que este modelo no genere más desigualdad social.

OIT recoge en su informe datos tan relevantes como que los trabajadores y trabajadoras de plataformas de reparto y de transporte de pasajeros dedican entre 59 y 65 horas semanales a trabajar, es decir, se requieren largas jornadas de trabajo para obtener un nivel de ingresos decente. 

OIT elude el auténtico debate

No obstante, el Informe de la OIT no profundiza en temas que UGT considera muy importantes, como el modelo económico, las inversiones de capital riesgo o los numerosos conflictos laborales que se han repetido en todos los países reclamando derechos laborales y un trato justo. De hecho, el texto no aborda el auténtico debate, que radica en si la relación que existe entre los trabajadores y las plataformas es una relación laboral o mercantil, utilizando incluso eufemismo (ingresos en lugar de salario, o derecho a la negociación colectiva de trabajadores autónomos) y eludiendo el hecho de que las plataformas están vulnerando derechos laborales y no aplican los convenios colectivos.

A pesar de que el Informe no profundiza en la verdadera naturaleza de las plataformas, que no es otra que obtener una ventaja competitiva desde el incumplimiento deliberado de las leyes de cada país, sí introduce un tema que UGT lleva tiempo reclamado: la gobernanza de los algoritmos. OIT recomienda promover la transparencia y la rendición de cuentas en materia de programación de algoritmos para los trabajadores y las empresas, proteger los datos personales y laborales de los trabajadores, y fomentar la transparencia de los sistemas de calificación o clasificación de los trabajadores y las empresas que utilizan las plataformas basadas en la web, las plataformas basadas en la ubicación o las plataformas de comercio electrónico.

Para materializar estas recomendaciones UGT ha propuesto en el ámbito del diálogo social la creación de un registro de plataformas digitales y el registro de los algoritmos, como fórmula más adecuada para abordar una regulación correcta de este modelo de empresas que tiene una enorme facilidad para saltarse las normas laborales. No se han planteado otras propuestas para este fin por lo que el Sindicato considera que perderemos una oportunidad de oro si finalmente se establece la laboralización de los repartidores de plataformas sin poder acceder a la herramienta que va a determinar su trabajo, incluso si el algoritmo les discrimina por pertenecer a un sindicato o por ejercer su derecho de huelga, como se ha demostrado en varias sentencias.  

La CES denuncia los millones de euros invertidos por las plataformas en lobby

Las Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha exigido hoy a la Comisión Europea que haga frente a los cínicos esfuerzos de las empresas de plataformas para evitar sus obligaciones más básicas con sus trabajadores. 

La CES recuerda que, después de las sentencias judiciales producidas en tres países determinando que los conductores de Uber y los repartidores de Deliveroo no eran genuinamente autónomos y deberían ser reconocidos como trabajadores, Uber ha duplicado sus gastos en práctica de lobby en la UE desde 2015, y ahora desarrolla una operación de 899,999 euros, con 11 reuniones mantenidas con la Comisión Europea desde enero de 2020. Deliveroo estableció una oficina en Bruselas en 2018 y el año pasado duplicó su personal, y Just Eat se registró como lobista hace solo dos meses.

El secretario confederal de la CES, Ludovic Voet, ha afirmado que “Algunas empresas de plataformas obtienen enormes beneficios mediante autónomos que deberían ser contratados como trabajadores y beneficiarse de salarios adecuados, pago de vacaciones y seguridad social. La Comisión debería ver este último bombardeo de lobby como un intento cínico de las empresas de plataformas de salvar un modelo de negocio basado en la explotación y las lagunas legales. No puede haber lugar para este cabildeo agresivo contra los trabajadores en una Europa social”.