Nuestro objetivo es aumentar el SMI porque mejorará la vida de los trabajadores y la recuperación

Versión para impresiónVersión para impresión

Los compromisos adquiridos por el Gobierno situaban el salario mínimo en 1100 euros al final de la legislatura


El Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha sido entrevistado hoy en el programa “Capital” de Radio Intereconomía donde ha manifestado que espera que “la subida del SMI sea responsable y adecuada con la realidad que estamos viviendo pero esté en línea con los compromisos adquiridos por el Gobierno para estos cuatro años que situaban el salario mínimo en 1100 euros al final de la legislatura”.

Gonzalo Pino ha señalado que “en estos momentos, la cifra que barajan los sindicatos son los 1000 euros, lo que supone un aumento de algo más de un 5% porque estamos hablando de aquellos trabajadores que están en la parte más baja de los salarios, personas que cobran 950 euros al mes y están muy lejos de la media salarial por lo que no pueden llegar a fin de mes y no pueden tener una vida digna”.

“La crisis generada por el covid, de alguna forma, ha sido solventada por una inyección tremenda por parte del estado para salvar a las empresas y mantener al mismo tiempo el empleo y es el momento de que también se devuelva una mínima parte de lo recibido para recuperar la economía”.

Pino ha destacado que no hay datos que demuestren que el aumento del SMI conllevaría una pérdida de empleo como aseguran algunos organismos como la CEOE o el Banco de España “porque en el año en el que más se subió el SMI, en 2019, se creó mucho más empleo que en años anteriores. El aumento del SMI no viene a reducir el empleo sino a fortalecer el empleo de los que tienen peores condiciones, darles más certidumbre y contribuir a poner en marcha el circuito del consumo”.

El Secretario de Política Sindical de UGT ha explicado que la ministra de Trabajo no se ha comprometido en ninguna cifra de momento, por respeto a la mesa de diálogo social que se ha puesto en marcha y a la espera de las aportaciones de los agentes sociales, hasta ahora, las de los sindicatos, y en base a esos criterios que se vayan barajando en la mesa, tomarán su decisión”.

“Nuestro objetivo es mejorar la vida de los trabajadores y trabajadoras de este país y aumentar el SMI mejora la vida de los trabajadores y trabajadoras en peores condiciones” ha añadido.

Jornada de cuatro días

Gonzalo Pino ha subrayado que habrá que ir avanzando en la reducción de la jornada laboral de cara al futuro sencillamente porque la digitalización y la automatización del trabajo traerá una reducción de los puestos de trabajo y tendremos que entrar en un escenario de reparto del trabajo y eso significa hablar de reducción de jornada, hasta dónde y hasta cuanto, lo iremos viendo pero nosotros estamos en línea con lo que se está planteando en Europa.

“Una vez que entremos ya en una situación de recuperación económica a partir de ahí habrá que empezar a hablar de cómo repartir el trabajo y cómo generar empleo en base a la transición ecológica”.


► Accede a la entrevista completa