La situación requiere un Pacto de Rentas que proteja a los más desfavorecidos

Versión para impresiónVersión para impresión

Fernando Luján destaca en RNE que si no se alcanzan acuerdos que garanticen el poder adquisitivo de los salarios, habrá conflicto


El Secretario Confederal de UGT, Fernando Luján ha sido entrevistado en el programa “24 horas” de RNE donde ha analizado cómo afecta la situación derivada de la guerra en Ucrania, con una crisis energética, la inflación desbocada y la pérdida de poder adquisitivo de las familias, al mercado laboral español.

Fernando Luján ha subrayado que, de momento, esta situación no ha tenido gran incidencia en el ámbito laboral y ha puesto el foco en el valor del Diálogo Social que ha logrado “un acuerdo histórico que reforma radicalmente el mercado de trabajo” y que está funcionando y dando sus frutos “consiguiendo unos incrementos nunca vistos en la contratación indefinida” y a pesar de la amenaza de la crisis, el balance sigue siendo positivo.

Teniendo en cuenta la actual coyuntura económica, Luján ha destacado que los datos de la inflación hacen “necesario un incremento de los salarios porque llevan perdiendo poder adquisitivo desde 2008, no han sido los generadores de la inflación y además generan mayor actividad económica. Es una cuestión de justicia, no pueden seguir perdiendo poder adquisitivo sino tendríamos un problema social y podríamos convertir una crisis de inflación en una crisis financiera”.

Los salarios no son responsables de la inflación

“Las grandes empresas están generando mayores beneficios, pero ni la pequeña empresa, ni los autónomos, ni los salarios no están pudiendo repercutir ese amplio incremento de los precios que se está produciendo en España y en el resto de Europa por eso sí que es necesario un Pacto de Rentas que proteja a los más desfavorecidos –pequeñas empresas, autónomos y asalariados- de unos incrementos de los precios al consumo de los que no son responsables”.

El Secretario Confederal de UGT ha señalado que cuando se habla de pacto de rentas “cometemos el error de circunscribirlo exclusivamente a los salarios y pensiones, pero las medidas deben ir más allá. Hay que ir a la génesis del problema y que se anuncien unos impuestos a la banca, a la cual rescatamos todos los españoles con más de 60.000 millones de euros, o unos impuestos a las grandes compañías energéticas, que están teniendo beneficios absolutamente obscenos, y que esto pueda ser complementado con otras medidas que puedan limitar la inflación desbocada va en el buen sentido”.

“Si no se alcanzan acuerdos que garanticen el poder adquisitivo de los salarios, obviamente tendremos un otoño caliente y tendremos conflicto porque actualizar los salarios es de justicia social”, ha añadido.
 
► Accede a la entrevista completa