La reforma laboral ya supone mejoras reales para las personas trabajadoras

Video Principal: 
Versión para impresiónVersión para impresión

Pepe Álvarez ha manifestado, en el marco de la asamblea celebrada en Valladolid para informar de la reforma laboral, que si el PP quiere derogar esta normativa, consensuada por sindicatos y los empresarios, más vale que no gobierne, ni en España, ni en Castilla y León.


El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha señalado que ahora toca implantar la reforma laboral en los centros de trabajo para que, en poco tiempo, se visualicen los cambios que supone esta normativa y que son “extraordinariamente positivos”. En este sentido, ha dicho que “hasta ahora desde la izquierda y desde los sindicatos que no estaban en la concertación, todas las críticas que se han hecho no son del contenido de la reforma”. “No es fácil criticar los temas pactados” porque se recupera la ultraactividad de los convenios y la prevalencia del convenio de sector sobre el de empresa, lo que “nos va a permitir recuperar los salarios en la negociación de los convenios colectivos”. Se propicia que decenas de miles de mujeres y jóvenes que trabajan en empresas de servicios integrales vean ya recuperado una parte del salario que se había perdido con la reforma del año 2012. Así, una camarera de piso puede ser que tenga una diferencia de sueldo de más de 5.300 euros anuales o un conductor que trabaje en una empresa logística, de más de 7.000 euros anuales. “Esto está pasando y esto es lo que comporta una parte de la reforma laboral”- ha dicho.

Otro elemento fundamental es la recuperación de la estabilidad en el empleo. Se pasa de 40 modalidades de contratación a 6; se establece que si un puesto de trabajo es indefinido debe cubrirse con un contrato indefinido, no con contratos temporales y se consigue regular los contratos formativos, porque muchos de ellos en realidad no eran tales, “sino de explotación”. Por otro lado, “los ERTES pasan a ser un instrumento que formará parte de la vida normal de nuestras empresas”.

Álvarez ha aclarado que “por supuesto quedan cosas por cambiar y que queremos cambiar” como: acabar con la arbitrariedad de los despidos, volver a causalizarlos y regular los ERTES dando mayor protección a las personas trabajadoras. Ha declarado que “la gente debería confiar en los que cambian las cosas, no en los que gritan, no cambian nada, ni dan un palo al agua”. “Utilizar los temas pendientes como excusa contra la reforma laboral que hemos aprobado, es lo mismo que decir que se está a favor de la ley previa, la del Sr. Rajoy. Y ahí radica la gran contradicción de los diputados/as que no la han votado aduciendo que se quedaba corta”. 

Asimismo, ha dicho que confía en que el protagonismo que muestran ahora algunos grupos políticos, en materia de relaciones laborales, “venga para quedarse y no sea flor de un día” y que en el Congreso de los Diputados haya debates amplios sobre esta materia.

El acuerdo de pensiones ha sido un éxito sin parangón

Pepe Álvarez ha afirmado que conseguir que se derogara la reforma de pensiones del PP y que se restaurara la reforma que había antes “es un éxito muy importante para los trabajadores y trabajadoras, para los pensionistas actuales y para los futuros”. En este sentido ha recordado que las pensiones en lugar de revalorizarse un 0,25%, lo han hecho el 2,5% o el 3%, si las pensiones son muy bajas. 
Pero, sobre todo, esta reforma garantiza el futuro del sistema de pensiones para nuestros jóvenes. Asegura el futuro de la Seguridad Social”.

Elecciones Castilla y León 

Respecto a las elecciones que se van a celebrar en Castilla y León, ha dicho que si el PP va anunciando que si llega a gobernar derogará la reforma laboral, que hemos aprobado hace unos días, pues mejor que no llegue a gobernar, ni en Castilla y León, ni en España. 

Ha manifestado que le gustaría que en estos comicios se hable de cosas que interesan a los trabajadores y trabajadoras: como la sanidad, las condiciones laborales de los docentes o la falta de personal para erradicar los incendios forestales, por ejemplo. “No se puede decir que se van a mejorar las cosas y a la vez que se van a bajar los impuestos, porque las cuentas no salen”- ha dicho. 

Por último, ha pedido una altísima participación en estos comicios y que si los trabajadores y trabajadoras lo estiman oportuno, “den una bofetada a aquellos que les están dando una bofetada cada día”. La última con el voto negativo a la reforma laboral pactada.