La precariedad laboral sigue matando

Versión para impresiónVersión para impresión

Entrada en el blog "Valor Sindical" de Pepe Álvarez


A pesar del descenso de la actividad por la Covid-19, prosiguen las continuas muertes en el trabajo. Es urgente abrir una mesa de diálogo social sobre siniestralidad.

A lo largo de todo el año 2020, han muerto en accidentes laborales en España más de 600 personas, y así lo hemos venido denunciando en UGT desde nuestro Contador de la Vergüenza, con el que queremos reflejar el drama de la siniestralidad laboral en nuestro país. Unas cifras que siguen aumentando en lo poco que llevamos de 2021, con la desaparición de dos trabajadores de una quitanieves, a causa de una alud, en el puerto de San Isidro (Oviedo, Asturias). 

Según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, en octubre de este año ya había 595 fallecidos en lo que supone 17 personas más que en el mismo periodo del 2019. En 2019 los accidentes laborales nos dejaron la dramática cifra de 721 fallecidos.  

Como vemos, la bajada de actividad provocada por la crisis del coronavirus no ha detenido las muertes en el trabajo; Los datos siguen siendo tremendamente preocupantes. A pesar de la bajada global y significativa de los accidentes de trabajo y del descenso de los registrados ‘in itinere’ con respecto a 2019, se han incrementado, de forma notable, el número de accidentes mortales durante la jornada laboral.


► Sigue leyéndome