La igualdad es indispensable para consolidar el Estado Social y Democrático de Derecho

Versión para impresiónVersión para impresión

Cristina Antoñanzas, que ha intervenido en la jornada “El plan es la igualdad”, organizada por UGT Castilla La Mancha, ha reiterado que hay que luchar por la igualdad en todos los ámbitos


La Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas, ha dicho que “la igualdad, junto a la libertad, es el más importante valor de nuestro sistema político y es indispensable para construir y consolidar el Estado social y democrático de Derecho en el que vivimos”. Por eso, todos los días del año hay que luchar por la igualdad en todos los ámbitos; para erradicar las diferentes brechas que sufren las mujeres tanto en el entorno laboral, como en el social y erradicar, de una vez por todas, la violencia que sufren las mujeres.

Antoñanzas ha hecho estas declaraciones durante la exposición de la ponencia ““Igualdad, más que un principio”, en el marco de la jornada que ha celebrado UGT-Castilla la Mancha, en Albacete, bajo el título “El plan es la igualdad”.

Durante su comparecencia ha recordado que el artículo 14 de la Constitución recoge el derecho a la no discriminación por razón de sexo, un derecho fundamental, pero que es hora de la igualdad pase de ser un reconocimiento legal a un derecho real y efectivo. Debe dejar de ser una asignatura pendiente para lo que hay que redoblar esfuerzos y no dar ningún paso atrás.

Antoñanzas ha hecho hincapié en que hay que acabar con las múltiples formas de violencia de género, garantizar el acceso a los recursos económicos y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la participación social, política, económica, cultural y laboral, así como en la toma de decisiones en todos los ámbitos y niveles.  En este sentido, ha destacado la importancia de luchar contra las brechas en el ámbito laboral, donde la igualdad ha sido y sigue siendo vulnerada.

La Vicesecretaria General de UGT ha explicado los recientes avances normativos, ha reiterado la importancia de la negociación colectiva para erradicar cualquier tipo de discriminación, incluida la lucha contra la violencia de género, a través de la adopción de protocolos contra el de acoso sexual y acoso por razón de sexo en el trabajo) y se ha referido a las distintas las propuestas de UGT para combatir las distintas brechas y discriminaciones que sufren las mujeres.  

Con respecto a la brecha salarial, conviene recordar la campaña que desarrolla el sindicato, desde hace años, bajo el título: “Yo trabajo gratis” y los últimos datos, difundidos el mes pasado, en los que se denuncia que las mujeres trabajan gratis desde el 18 de noviembre al 31 de diciembre, con respecto a los hombres, es decir 43 días, lo que representa el 11,9% de brecha salarial en nuestro país. En este sentido, Antoñanzas ha reclamado que la UE adopte una Directiva sobre transparencia salarial y que las empresas españolas cumplan con la ley de Registro Retributivo y Auditoría Salarial, con el fin de prevenir y eliminar esta lacra social.

Asimismo, ha puesto en valor diálogo social durante la pandemia y los distintos acuerdos adoptados: entre ellos, el Acuerdo para el desarrollo de la igualdad efectiva en el trabajo entre hombres y mujeres, que impulso los derechos para regular los planes de igualdad y la igualdad retributiva. Y ha destacado el relevante papel de las mujeres durante la pandemia. Una pandemia que ha revelado, a su vez, los escasos recursos destinados a sectores públicos cruciales, que incluyen la salud, los cuidados, la atención social, la educación…; sectores con alta presencia de mujeres. 

Por último, ha señalado que para que la recuperación económica y social sea eficaz debe afrontarse desde la perspectiva de género.