La CES demanda a los líderes europeos un acuerdo para cerrar la brecha salarial este-oeste

Versión para impresiónVersión para impresión

​En la cumbre social tripartita de hoy, con los presidentes Juncker y Tusk, el primer ministro Ratas de Estonia y los ministros de trabajo de Estonia, Bulgaria y Austria, Luca Visentini, Secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos, ha pedido que se proclame de manera rápida un ambicioso Pilar de los Derechos Sociales y ha propuesto una serie de iniciativas que incluyen:

  • Un “acuerdo de convergencia salarial” para abordar la brecha salarial existente entre los países del este y del oeste de la UE: uniendo a las instituciones de la UE, gobiernos nacionales, empresarios y sindicatos para que se propongan métodos para aumentar los salarios en Europa central y oriental y ponerlos a nivel de los países europeos occidentales;
  • Un nuevo enfoque de "transición justa" para anticipar, planificar y gestionar la adaptación a la digitalización y otros desafíos tales como la eliminación de emisión de gases carbono, también uniendo a empresarios, sindicatos y autoridades a nivel europeo, nacional y regional para garantizar que se aprovechen las oportunidades y que los trabajadores o determinados colectivos no se quedan atrás
  • Que la CES firme con los empresarios y la Comisión Europea un compromiso de trabajo para la integración de migrantes y refugiados en el mercado laboral.
     "Ahora no es momento de adoptar posiciones políticas", dijo Luca Visentini. "Los sindicatos tienen la seriedad y capacidad para resolver los problemas a los que se enfrenta Europa y queremos trabajar para llevar a cabo soluciones conjuntas. Queremos encontrar los cambios que beneficien a los trabajadores”. Tanto la Cumbre de Gotemburgo como posteriores Cumbres sobre el futuro de Europa, deben demostrar que la UE quiere una Europa mejor para los trabajadores".

Las personas que trabajan en los países del este de la Unión Europea perciben salarios muy inferiores a la mitad de un salario medio de los trabajadores de la UE15, con datos de antes de 2014. Los ingresos de los trabajadores de 10 países de Europa del este se sitúan entre el 18% y el 42% menos de lo que perciben los trabajadores en Europa occidental (Bulgaria 18%, Estonia 42%).

Eslovenia es el único país oriental de la UE donde los trabajadores ganan más de la mitad (60%) del salario medio de la UE 15.
Un acuerdo de convergencia salarial podría contemplar cuestiones tales como aumento de la productividad, objetivos para salarios mínimos, negociación colectiva sectorial y negociaciones en empresas multinacionales.