Eliminar la violencia de género pasa por garantizar la igualdad en todos los ámbitos

Video Principal: 
Versión para impresiónVersión para impresión

La Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas, presenta, en Palma, el informe de UGT, con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional para la eliminación de la violencia sobre la mujer, y participa en la jornada "Negociación colectiva como herramienta frente a la violencia machista"


La Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas ha afirmado durante la presentación del informe “Las mujeres tenemos nombre. Frente a la violencia contra las mujeres igualdad y Tolerancia Cero”, que la pandemia ha agravado la violencia de género durante 2020, especialmente durante el periodo de confinamiento, y que las víctimas han tenido más dificultades para tener autonomía, denunciar y defender sus derechos. 

En 2020 murieron 47 mujeres, de las que sólo siete habían denunciado, menos del 15%. Además, quedaron huérfanos 28 menores y otros tres fueron asesinados. Hay que destacar que el 71% de las víctimas reconocen que el desempleo y las situaciones de precariedad son los principales frenos para denunciar. De ahí la importancia de garantizar una independencia económica a las mujeres víctimas de violencia y mejorar los mecanismos de políticas activas de empleo para fomentar su contratación. En este sentido, Antoñanzas ha destacado que “el empleo es esencial e imprescindible para combatir la violencia de género y ha instado a impulsar la inserción laboral y el empleo de calidad para las víctimas de violencia de género”. 

La Vicesecretaria General ha resaltado además otros puntos de interés del informe: como que 1 de cada 2 mujeres residentes en España de 16 o más años han sufrido violencia a lo largo de sus vidas; la violencia de género en relación con el uso de nuevas tecnologías (una de cada diez mujeres han reconocido ser víctimas de violencia en línea); o el acoso sexual y por razón de sexo, que se produce en todos los ámbitos, incluido el laboral.

Algunas de las reivindicaciones del sindicato

Para hacer frente a la violencia contra las mujeres, Antoñanzas ha pedido más recursos (para prevenir y dar una atención integral a las víctimas de violencia de género) y acelerar la aplicación efectiva de distintos acuerdos y convenios en el ámbito nacional e internacional. En este sentido, ha demandado incrementar la efectividad del Pacto de Estado en materia de violencia de género; implementar el Convenio de Estambul de 2011 sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica; acelerar la ratificación del Convenio 190 de la OIT sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo, y la ratificación del Convenio 189, sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

Al mismo tiempo, ha exigido revisar el Programa de Inserción Socio-laboral para Víctimas de Violencia de Género y adoptar nuevas medidas para mejorar los déficits en esta materia; y “redoblar los esfuerzos, desde el ámbito legal y de las políticas públicas para eliminar la discriminación y la desigualdad de género en todos los ámbitos, incluido el laboral, imprescindible para erradicar la violencia machista contra las mujeres”.

La negociación colectiva, instrumento eficaz contra la violencia de género en el trabajo

Antoñanzas se ha referido también a la importancia de la negociación colectiva para erradicar la violencia que se ejerce en el ámbito laboral contra las mujeres. 
En este sentido, ha reiterado el compromiso de UGT para impulsar la adopción de Protocolos contra el acoso sexual y por razón de sexo en el trabajo y los planes de igualdad en las empresas para la eliminación de las discriminaciones por razón de género. 

► Informe