El Museo Sitio de Memoria ESMA debe ser declarado Patrimonio de la Humanidad

Versión para impresiónVersión para impresión

Jesús Gallego ha remitido una carta a Jiménez Laya para mostrar el apoyo del sindicato a la reivindicación de las organizaciones sindicales argentinas


•    En la carta, se pone de manifiesto la voluntad de UGT de apoyar a las organizaciones sindicales argentinas para dar visibilidad internacional a los crímenes cometidos durante la dictadura cívico-militar argentina (1976-1983).

•    Esta reivindicación se basa en el compromiso del sindicato con la memoria histórica como elemento clave en la defensa y promoción de los valores democráticos. 

UGT, como sindicato volcado en la defensa de los derechos de la ciudadanía desde 1888, no puede sino solidarizarse con las organizaciones sindicales argentinas y otros colectivos sociales como Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, puesto que estos han impulsado durante más de 40 años la recuperación de la memoria histórica argentina. 

Teniendo en cuenta estos precedentes, el Secretario de Política Internacional de UGT, en su misiva al Ejecutivo de nuestro país, hace hincapié en el compromiso del sindicato con la reivindicación de “la memoria, la verdad, la justicia y la reparación” en cualquier lugar del mundo. 

En relación a esto, también anima a la colaboración al Gobierno español, miembro del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, puesto que se muestra convencido “del compromiso del gobierno de España con la memoria histórica y con la democracia, con la reparación de la justicia a las víctimas de brutales dictaduras”. Asimismo, Jesús Gallego señala como otro incentivo para la cooperación entre el sindicato y el Gobierno el peso que tiene para el Ejecutivo “los cercanos vínculos históricos y presentes que unen a Argentina y a España”.

El triunfo del consenso social como medio para lograr justicia

El sindicato considera también que esta batalla por la declaración del Museo como Patrimonio de la Humanidad ha sido un ejemplo de diálogo intra e intergeneracional a nivel internacional gracias al cual se ha hecho palpable el poder del consenso social. 

El primero de estos hitos del diálogo social se produjo cuando los familiares de desaparecidos durante la dictadura presentaron ante la justicia un recurso amparo para impedir que se derrumbase el museo, que previamente había sido centro de detención, tortura y exterminio. Años más tarde, en el 2017, la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina emitió un decreto que habría permitido la excarcelación de muchos de los convictos procesados por los crímenes de la dictadura. Sin embargo, las protestas masivas a lo largo y ancho del país consiguieron que, en menos de 24 horas, el Congreso derogase esta legislación.

El Museo Sitio de Memoria ESMA

El Museo Sitio de Memoria ESMA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) es testimonio del terrorismo de Estado sufrido, como poco, por 5.000 detenidos-desaparecidos durante la dictadura cívico-militar (197-1983). Durante más de 40 años, la sociedad argentina, junto a las organizaciones de derechos humanos, han luchado para que los crímenes cometidos en este período no cayesen en el olvido, lo que contribuyó de manera decisiva a que, en el 2004, se diese comienzo a las labores de recuperación de este centro.

Posteriormente, el 19 de mayo de 2015, se inauguró el Museo en lo que había sido el Casino de Oficiales, aunque sin alterar su estructura por su condición de prueba judicial. Además, su guion se basó en las declaraciones de los y las supervivientes en el Juicio a las Juntas de 1985 y en los juicios de lasa humanidad que se celebraron a partir del 2004. A finales de 2015 se comenzaron las gestiones relativas a la inscripción de este monumento en la nominación de bienes a la Lista del Patrimonio Mundial. Dos años más tarde, esta fue concedida y, en la actualidad, se está llevando a cabo un plan de trabajo acorde a los requerimientos de la UNESCO que concluirá en septiembre del presente año.