El Gobierno prorroga las medidas de protección Social relacionadas con la vivienda como pedía UGT

Versión para impresiónVersión para impresión

El sindicato demanda que se amplíe la imposibilidad de cortar agua y energía a los hogares más vulnerables


► UGT valora la prórroga de medidas de protección social relacionadas con la vivienda como la prohibición de los desahucios, que ya había reclamado el sindicato, y considera que deben mantenerse tras la pandemia.

► El sindicato demanda además dar continuidad a medidas como la imposibilidad de cortar suministros básicos como el agua, el gas o la electricidad y el bono social eléctrico a los hogares más vulnerables, que decae el próximo 1 de octubre.

► Es fundamental blindar el derecho constitucional a una vivienda y proteger tanto a la población más golpeada por la Covid-19 como a las personas que ya presentaban dificultades en el acceso y mantenimiento de una vivienda.


La Unión General de Trabajadores valora la aprobación en Consejo de Ministros de la prórroga de medidas de protección social relacionadas con la vivienda -como la prohibición de los desahucios hasta enero de 2021 o la prórroga de los contratos de alquiler de viviendas para evitar subidas de precios -  algo que el sindicato había reclamado al Gobierno en varias ocasiones.

De hecho, el pasado 24 de septiembre, la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, envió una carta al Secretario General de Agenda Urbana y Vivienda, Francisco David Lucas, para demandar que se blindaran algunas de las medidas implementadas durante la pandemia y que éstas adquieran un carácter estructural y permanente con el objetivo de proteger no solo a aquella parte de la población más golpeada por la crisis generada por el Covid-19, sino también a las personas que ya presentaban dificultades en el acceso y mantenimiento de una vivienda. 

En la misiva, el sindicato mencionaba medidas como la suspensión de los procedimientos de desahucios sin alternativa habitacional o el mantenimiento de la prohibición de los cortes de suministro energético y de agua en vivienda habitual a personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad, así como la flexibilización de las condiciones de acceso al bono social pero también solicitaba conservar indefinidamente la prórroga automática de los contratos de arrendamiento en vivienda habitual, evitando así nuevas subidas abusivas en el precio del alquiler.

De igual forma, UGT señalaba la necesidad de garantizar a lo largo de la legislatura el flujo de subvenciones a viviendas destinadas a incrementar el parque público y social, una cuestión imprescindible si tenemos en cuenta el exiguo porcentaje que representa el mismo sobre el total del parque de viviendas, situándose en apenas un 1,5%.

Garantizar los suministros básicos

El sindicato valora que el Gobierno haya aprobado prorrogar la prohibición de los cortes de agua, electricidad y gas y la prórroga automática del bono social eléctrico a los hogares más vulnerables, cuestiones adoptadas con motivo de la crisis del Covid-19 que aún persiste.

UGT demanda  el plan de recuperación incorpore políticas sociales encaminadas a proteger a los colectivos más vulnerables como desarrollar el plan de la Estrategia Nacional de lucha contra la pobreza energética o mejorar la regulación del bono social energético para que llegue a todos los consumidores que realmente lo necesitan y pide, asimismo, acometer sin dilación, un cambio de modelo energético socialmente justo y sostenible, que regule el mercado de los precios para hacerlos asequibles y mayor transparencia a las comercializadoras eléctricas.



   Valoración de Mª Carmen Barrera, Secretaria de
Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT