El Estado debe declarar el aluminio sector estratégico

Versión para impresiónVersión para impresión

Pepe Álvarez declara en A Mariña que “España no va a perdonar ni a Nissan ni a Alcoa esta desvergüenza”


El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado al Estado que “declare al aluminio como sector estratégico de nuestro país. Tiene que intervenir para evitar casos como el de Alcoa, que va a dejar en la calle a miles de familias en nuestro país, de su fábrica y de las empresas auxiliares”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones durante la rueda de prensa posterior a la reunión con las secciones sindicales de UGT en Alcoa y en las empresas auxiliares, en Lugo, donde ha señalado que “no queremos más lágrimas a destiempo. Tenemos que tener un Gobierno valiente que proteja a los sectores esenciales de nuestro país. Queremos que se abra una mesa de política industrial y proteger a los trabajadores y trabajadoras de todos estos sectores”.

En este sentido, ha reclamado “unión a las fuerzas políticas en esta situación. Me gustaría que la Xunta de Galicia y el PP gallego hicieran más por las personas empleadas. No basta solo con solidarizarse. Hay que actuar para que Alcoa sepa que no se va a llevar el mercado que tiene de toda Europa”.

Lo de Alcoa es una indignidad y una golfería

Durante su intervención, Pepe Álvarez ha considerado que lo que ha hecho Alcoa es una “indignidad y una golfería. Que una empresa tan grande aproveche estos momentos tan duros para, utilizando la merma de libertades, el bajo consumo de aluminio que hay en el mundo, intentar colocarnos un cierre que tiene una pretensión fundamental de dejar de producir en Galicia para introducir aluminio de sus otros centros en España por la puerta de atrás, es una golfería”.

“La primera responsable es Alcoa”, ha considerado. “Las multinacionales no tienen alma, actúan solo por el dinero. Pero tanta indignidad no se ha visto en nuestro país. Su actuación raya la mala fe. España no va a perdonar ni a Nissan ni a Alcoa esta desvergüenza. No hay palabras para definir hasta qué punto una multinacional pierde sus valores utilizando una situación de mercado temporal y específica. Intenta colar por la puerta de atrás un cierre que es una deslocalización. Hace tiempo que no hay una solidaridad tan profunda con estos trabajadores como hay en estos momentos”.

Y, después, “nos extraña que las Administraciones Públicas no hayan movido ficha aún. No solo se tienen que solidarizar con los trabajadores, tienen que hacer algo más. No vamos a aceptar que Alcoa se vaya de rositas de nuestro país. Si se quieren quedar pueden hacerlo, pero si se quieren ir se irán con las manos vacías porque el Estado tiene que declarar al aluminio como sector estratégico. Vamos a dejarnos la piel por los trabajadores de Alcoa, las empresas auxiliares y A Mariña. Galicia y Lugo no pueden recibir este palo. Hay alternativas encima de la mesa en estos momentos”.

Alternativas como la aprobación definitiva de “un estatuto para la industria electrointensiva. Ya debería haberse aprobado. No podemos esperar más. Se tiene que tener en cuenta a los consumidores y no darles la excusa a estas empresas para que lo puedan utilizar contra los trabajadores y trabajadoras”.

En este sentido, ha afirmado que “la movilización, la denuncia, el ser capaces de decir que tenemos razón son elementos que nos darán resultados positivos. Creo en los trabajadores de Alcoa y en las empresas auxiliares. Creo que en la comarca de A Mariña, en Galicia, y creo que vamos a conseguir que esta amenaza la pasemos y encontremos una alternativa viable y de futuro”.

Las reformas laborales son las grandes culpables de esta situación

Pepe Álvarez ha considerado que situación de Alcoa “se debe, en gran medida, por no haber derogado ya las dos últimas reformas laborales. El Estado no puede continuar indefenso ante los cierres de empresas tal y como lo plantean. Las reformas laborales son un lastre para la economía, para las empresas y para las personas trabajadoras. No han aportado nada positivo”.

De esta forma, ha recordado que “la última pandemia ha demostrado hasta qué punto tenemos flexibilidad suficiente para solventar los problemas que puedan surgir. Es absolutamente imprescindible que, cuanto antes, aprueben el que se vuelva a situar la autorización administrativa previa en caso de ERE para que las empresas tengan un proceso de negociación seria y la Administración pueda tener la última palabra. Si tuviéramos hoy eso en Alcoa no estaríamos como estamos”.

Por ello, ha reclamado “la derogación de las dos reformas. No han sido positivas para nadie. Le hemos dicho al Gobierno y a CEOE que estamos dispuestos a derogar unas partes de las mismas, pero cambiándolas por un acuerdo en el marco del diálogo social, no por la legislación anterior. Ese es nuestro camino. No hay una legislación laboral en toda Europa que sea tan pro-empresa como es la de nuestro país”.



           Audio completo de la rueda de prensa