Dos objetivos a corto plazo: acabar con el déficit de la Seguridad Social y subir las pensiones conforme al IPC

Versión para impresiónVersión para impresión

Mª Carmen Barrera califica de “bastante positiva” la primera reunión sobre pensiones en el marco del diálogo social, en una entrevista en "Capital" de Radio Intereconomía


La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social, Mª Carmen Barrera, ha calificado la reunión de ayer para constituir la mesa de diálogo social sobre pensiones de “bastante positiva porque el Gobierno nos trasladó su intención de abordar la reforma del sistema de pensiones en las líneas que nosotros venimos demandando”. 

En este sentido, UGT defiende que es “necesario y urgente abordar una reforma que, por fin, equilibre financieramente nuestra Seguridad Social”, una reforma para que “cada palo aguante su vela y la Seguridad Social no pague lo que no tiene que pagar, que es lo que la pone en déficit, y que ingrese también lo que tiene que ingresar”. Hablamos de casi 20.000 millones impropios de gasto que tiene la Seguridad Social al año y que son, en gran parte, los responsables del actual déficit. 

Asimismo, “una cuestión que venimos demandando desde hace más de 4 años, que es que las pensiones en nuestro país, no se pueden recortar y tienen que subir como mínimo al IPC y es que los recortes en pensiones no sirven para sostener el sistema sino, todo lo contrario, sirven para hundir la economía” de nuestro país. 

Nuestro mercado de trabajo y la Seguridad Social no pueden prescindir de los mayores de 55 años

Barrera, que ha hecho estas declaraciones en el programa “Capital” de Radio Intereconomía, ha trasladado que en la reunión de ayer se habló sobre todo “del desarrollo del Pacto de Toledo” y ha aclarado que "el retraso de la edad de jubilación no está previsto ni en la mesa, ni en el Pacto de Toledo" 

“De lo que sí se está hablando, y es una cuestión muy importante, es que la edad efectiva de jubilación se acerque a la edad legal porque la mayoría de las personas mayores de 50 años en nuestro país son despedidas y evidentemente no llegan a esa edad legal de jubilación.  Esa sería una reforma importante, conseguir que nuestro mercado de trabajo no expulse a los mayores”. Además, sería una “importante fuente de ingresos” porque las personas en los mejores años de su vida, con las mejores cotizaciones, al dejar de trabajar se pierden muchas cotizaciones que podrían ingresarse en la Seguridad Social, lo que supone un agujero en las arcas del Sistema. “Ese es el debate que hay ahora mismo y estamos de acuerdo en que nuestro mercado de trabajo no puede prescindir de los mayores de 55 años, jubilaciones que figuran como voluntarias pero que son forzosas puesto que son personas que proceden del desempleo”.

Barrera se ha mostrado partidaria de penalizar a las empresas que opten por despedir a partir de los 50 años e incentivar a aquellos trabajadores que quieren trabajar más allá de los 65, aunque ha insistido en que “esa no es una verdadera solución, porque donde está el grueso del agujero que se hace a la Seguridad Social es en las personas que aparecen como prejubilaciones voluntarias, pero que se jubilan forzosamente, porque proceden del desempleo y ahí se pierden muchas cotizaciones”. Estas personas pueden sufrir recortes de hasta un 40% en las pensiones.

También ha desmentido que se haya tratado en la reunión de ayer cambiar las normas en cuanto a los años para calcular la pensión, porque “vamos a un sistema que va progresivamente aumentando la edad de jubilación, año por año, y que va a ir modificando el número de años que son necesarios para el cálculo de la pensión”.

Derogar la reforma de pensiones de 2013

Respecto a la posibilidad de tener en cuenta en el cálculo de la pensión otras variables como el nivel de crecimiento económico o la esperanza de vida, ha señalado que esas variables se contemplaban ya en el Acuerdo de Pensiones acordado en 2011 en el marco del Pacto de Toledo y el diálogo social, pero luego, “en 2013,  el Gobierno del PP hizo una interpretación unilateral, con la que estamos en contra, al fijar un factor de sostenibilidad en el que se imponen recortes, totalmente discriminatorios” porque a las personas que tienen trabajos más penosos y con peor esperanza de vida,  se les penaliza por encima de las personas que tienen mayor esperanza de vida y mejores trabajos y se jubilan con mejores condiciones de salud. 

“De eso sí que hablamos ayer de la derogación efectiva de ese factor de sostenibilidad y de, en un momento dado, introducir una variable que contemple la sostenibilidad y la esperanza de vida, pero no en términos de recorte o de penalizar a las personas trabajadoras con peores trabajos y peor esperanza de vida”.

Incentivar los planes de empleo y cambiar la fiscalidad de los planes de pensiones privados

Barrera confirmó que el Gobierno tiene intención de “fomentar los planes de pensiones privados de empleo, los que se llevan a través de la negociación colectiva”, una dinámica que se ralentizó en gran parte de los centros de trabajo desde la imposición de la reforma laboral de 2012, porque se desequilibraron las relaciones laborales. Estos planes “son una excelente forma de salario diferido que las empresas dan a los trabajadores para su jubilación y ahí sí que coincidimos con el Gobierno en que hay que fomentarlos y activarlos”.

Asimismo, la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social se ha mostrado partidaria de acabar con las ventajas fiscales de los planes de pensiones individuales, porque se dejan de ingresar millones en impuestos. “No pretendemos ni mucho menos que se acaban con los planes de pensiones privados, sino que se aborde una fiscalidad que sea más justa, progresiva y equitativa para todos”.
Por último, en la reunión de ayer se acordó establecer un calendario de próximos encuentros, “pero todavía estamos a la espera de la propuesta del Gobierno. Pensamos en un calendario de reuniones que puede ser semanal o quincenal con la idea de que una vez que terminen los trabajos del Pacto de Toledo se puedan abordar todo este abanico de recomendaciones en la mesa de diálogo social como tradicionalmente se ha hecho en otras ocasiones”.


⇒ Audio de la entrevista