Dignificar la memoria

Versión para impresiónVersión para impresión
A inicios de semana visité La Rioja para realizar, entre otras cosas, una asamblea de delegados y delegadas. Durante mi visita a Logroño, tuve el placer de conocer a un grupo de personas que, mediante su deseo de preservar la memoria de los suyos, constituyeron una asociación en el Cementerio Civil de La Barranca.

Para los que quizás no conozcáis este sitio, se trata de un lugar donde, en la Guerra Civil, el ejército franquista asesinó a más de 400 personas. Todas ellas por compartir unos ideales: ser de izquierdas y luchar y defender a la clase obrera. Después de muchos años de desconocimiento, el primero de mayo de 1979 por fin se reconoció como Cementerio Civil.

Los compañeros de la Asociación de La Barranca, creada hace unos años, me contaban con emoción lo que había sucedido tanto en aquellos años siniestros como en los posteriores. Me decían que habían sido 2.000 las personas fusiladas en La Rioja durante la Guerra Civil y que este sitio, La Barranca, era el lugar para recordarles.