Debemos proteger el poder adquisitivo de las personas trabajadoras

Versión para impresiónVersión para impresión

Mariano Hoya destaca que la reforma laboral ya se nota en el empleo


El Vicesecretario General de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, y el Secretario Confederal del sindicato, Fernando Luján, han participado hoy en unas jornadas en Valladolid para informar sobre el acuerdo en materia de reforma laboral.

Mariano Hoya ha subrayado que se trata de un “acuerdo histórico” que contiene dos elementos que son trascendentales ya que, “por primera vez en 40 años de democracia se consigue una reforma acordada” y, además, “es la primera vez que no se pierden derechos”.

“El acuerdo”, ha explicado, “recupera el equilibrio en la negociación colectiva, la ultraactividad de los convenios, la prevalecía del convenio sectorial sobre el de empresa (con mejores condiciones laborales y salariales) y además se recupera la fórmula los ERTEs Covid -que tan buenos resultados ha dado- mediante el mecanismo RED, que lo que pretende es cada vez que haya una crisis no se produzca una salida masiva de millones de trabajadores y trabajadoras del mercado laboral en nuestro país”.

Hoya ha destacado además que la reforma incorpora algunos de los objetivos que UGT se había marcado como, por ejemplo, que los colectivos subcontratados tengan el convenio de aplicación de su actividad y no los convenios de las empresas multiservicios, que tanto han devaluado el factor trabajo y, por supuesto, hay una reforma profunda e importante en materia de contratación.

En un país en el que el 95% de los contratos año tras años eran temporales, “el acuerdo presupone el contrato indefinido y los datos muestran que ya ha aumentado la contratación indefinida con contundencia en estos meses de aplicación y que, seguramente, llegaremos a cifras homologables con Europa” ha añadido.

Controlar precios

Mariano Hoya ha insistido en que, en este contexto, “el Gobierno tiene que intervenir de manera inmediata para controlar los precios de la energía y deben tomarse decisiones en Europa, pero también a nivel nacional, para controla el precio de la electricidad y de otras materias primas”.
“Sabemos que la guerra ya está influyendo en los precios, pero no podemos consentir que los trabajadores y trabajadoras vuelvan a ser quienes paguen el precio de la crisis en un año en el que los beneficios están siendo desorbitados. Los precios de la energía no pueden seguir aumentando porque pueden mandar al traste la recuperación económica y el empleo” ha afirmado.

“En este sentido, UGT defiende una subida adecuada de los salarios y preservar el poder adquisitivo de las personas trabajadores a través de la inclusión de cláusulas de revisión salarial en todos los convenios. Algo imprescindible ante la desorbitada subida de los precios, que amenaza con ser menos temporal de lo que se esperaba” ha finalizado.