Aumentan empresas y trabajadores con convenio y disminuyen las reducciones o congelaciones salariales

Versión para impresiónVersión para impresión

El III AENC logra agilizar la negociación de convenios y paliar la pérdida de poder adquisitivo

En lo que llevamos de año, hasta el mes de julio, se han registrado 1.225 convenios colectivos, con aplicación para 4.203.126 trabajadores de 678.971 empresas, que tienen una subida salarial media de 0,74%, según el informe de Negociación Colectiva elaborado por la Unión General de Trabajadores.

Del total, 349 son convenios nuevos, para 693.194 trabajadores de 69.454 empresas y con subida media de 0,81%, y 876 son revisiones, que afectan a 3.509.932 trabajadores de 609.517 empresas, con una subida media de 0,72%.

Los convenios de empresa ascienden a 858, afectan a 222.620 trabajadores y tienen una subida media de 0,54% mientras que 367 son convenios de ámbito superior a la empresa, afectan a 3.980.506 trabajadores y tienen una subida salarial media de 0,75%.

Hasta el momento se han registrado 160 convenios que contemplan cláusula de garantía salarial, lo que supone un 13,06% del total de convenios registrados y afectan al 13,95% de los trabajadores con convenio registrado hasta julio.

En lo que va de año, la negociación colectiva, con incrementos salariales muy reducidos, ha permitido paliar, en parte, la pérdida de poder adquisitivo. A pesar de ello, las pérdidas acumuladas han sido importantes. El III AENC establece una subida salarial del 1% para 2015 y del 1,5% para 2016, con unas previsiones de precios de 0,5% y 1,1%, respectivamente, de modo que las intensas pérdidas generadas se vayan recuperando poco a poco. Desde su firma, las subidas salariales van creciendo ligeramente, acercándose a este objetivo, de hecho, los convenios nuevos registrados en julio de 2015 tienen una subida media de 0,97%.

Para UGT es urgente modificar la orientación de la política de rentas, incrementando el poder adquisitivo de los empleados públicos y de los pensionistas y actualizando adecuadamente el IPREM, por ello, resulta decepcionante el planteamiento de política de rentas que el Gobierno establece en su presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2016, unos Presupuestos cuya presentación supone una deslealtad institucional, que no van a ser gestionados por ese Gobierno, sino por otro, y que se fundamentan en unas previsiones poco realistas, por lo que no van a poder cumplirse.

El sindicato destaca que en junio de 2015, como estaba previsto, se cerró la negociación colectiva de 2013, que ha supuesto la recuperación total e incluso el incremento de la cobertura personal y de empresas. La cobertura personal ha acabado en 10.265.402 trabajadores, frente a los 10.099.019 trabajadores del cierre de 2012, lo que supone un 1,65% más. Las empresas en 2013 son un 12,99% más que las de 2012, de este modo, aunque el 2013 se ha desarrollado con retraso, la finalización ha superado las expectativas.

Con este cierre, la negociación colectiva de 2014, comparada con el 2013 como último año consolidado, refleja que a julio de 2015 falta por negociarse convenios, para el año 2014, para el 28,91% de los trabajadores y el 18,35% de las empresas. Con respecto a 2015, falta por negociarse el convenio para el 59,06% de los trabajadores y el 48,28% de las empresas cubiertos por convenio en el ejercicio 2013.

En cuanto a las inaplicaciones de convenio, se han registrado 1.004 inaplicaciones que afectan a un total de 28.075 trabajadores. Las correspondientes al mes de julio han sido 79, el dato más reducido en un mes de julio desde que existe la serie, lo que confirma la tendencia a la baja en la utilización de este mecanismo.

Sumando las que afectan solo a la cuantía salarial o solo al sistema de remuneración o solo a ambos, el grupo acumula el 81,08% de las inaplicaciones registradas, y el 57,04% de los trabajadores afectados. Las que dentro del listado afectan a jornada, suponen el 6,47% de las inaplicaciones y el 8,15% de los trabajadores.

Cabe destacar la disminución del porcentaje de trabajadores con congelación o bajada de salarios, que se sitúa desde enero en el entorno del 10% (10,41% en el mes de julio); mientras en el año 2014 se situó en el entorno del 20% y en 2013 se situaba en torno al 30%.