30 de marzo: día de la tierra palestina

Versión para impresiónVersión para impresión

UGT pide al Gobierno de España que mantenga una postura valiente dentro de la Unión Europea de cara a reconocer al Estado Palestino

Como cada 30 de marzo se conmemora el Día de la Tierra Palestina y un año más esta jornada resulta especialmente significativa dada la injusta situación que continúa sufriendo el pueblo palestino desde hace más de siete décadas, privado de su tierra y bajo el sufrimiento que provoca la ocupación israelí de parte de su territorio.

La conmemoración honra las movilizaciones y protestas llevadas a cabo a finales de marzo de 1976, tras un nuevo expolio (en aquel caso, en Galilea) de tierras por parte del Estado de Israel, protestas que se saldaron con el asesinato de seis palestinos y decenas de personas heridas a manos de las fuerzas de orden israelíes.

45 años después de aquellas históricas protestas, la situación en Palestina ha empeorado en todos los aspectos, incluyendo la intensificación de las políticas de confiscación y anexión de tierras palestinas por parte de Israel, que ocupa en la actualidad más de 200.000 hectáreas de tierras palestinas a través de sus asentamientos, a lo que debe sumarse la anexión de facto del valle del Jordán, que supone el equivalente al 30% de la superficie de Cisjordania. Esta política ilegal de ocupación se ha saldado con la expulsión de más de 75.000 personas de sus tierras.

El expolio territorial que sufre el pueblo palestino impacta directamente sobre las condiciones de vida de las personas que pueden permanecer, ya que las zonas ocupadas representan más de la mitad de las tierras fértiles de cultivo y de la producción agrícola de Cisjordania, así como la perdida de importantes recursos como la sal y el agua vinculadas a estas tierras.

La Unión General de Trabajadores (UGT) quiere aprovechar esta conmemoración para pedir a la comunidad internacional el cumplimiento efectivo de las resoluciones de Naciones Unidas referentes a Palestina, especialmente la resolución 2334, que considera ilegales los asentamientos israelíes en territorios palestinos ocupados. Asimismo, consideramos que el gobierno de España debe dar un paso adelante respecto de la defensa de los derechos legítimos del pueblo palestino sobre su territorio y su economía, y mantener una postura valiente dentro de la Unión Europea de cara a reconocer al Estado Palestino.