UGT satisfecha porque la Ley de Vivienda siga su tramitación parlamentaria, pero es preciso mejorarla

Versión para impresiónVersión para impresión

El Congreso de los Diputados rechazó ayer las enmiendas a la totalidad a la Ley de Vivienda, presentadas por el PP, Ciudadanos, PNV, PDECAT y Junts Per Catalunya, por lo que continuará su trámite parlamentario. UGT confía en que las enmiendas parciales, que se tienen que negociar ahora, mejoren esta norma, pues actualmente es insuficiente para abordar la grave emergencia habitacional que sufre nuestro país.


UGT considera que no se puede desaprovechar la oportunidad histórica para blindar el Derecho a la Vivienda, lo que exige corregir algunas deficiencias del actual redactado de la ley, algo que ha trasladado en diversas ocasiones al PSOE y Unidas Podemos.

En este sentido, resulta prioritario el establecimiento de un marco común de regulación del precio de los alquileres, que garanticen una bajada efectiva y generalizada de los mismos; la incorporación de medidas que prohíban los desahucios en personas y colectivos vulnerables mientras no exista una alternativa habitacional adecuada; y el diseño de un plan ambicioso de ampliación del parque público de viviendas.

UGT se muestra participativo y abierto a mantener reuniones con los diferentes partidos políticos que estén en predisposición de defender las enmiendas que consideramos indispensables, con el objetivo de que la Ley por el Derecho a la Vivienda termine garantizando a la ciudadanía una vivienda digna, adecuada y asequible.