El gobierno colombiano desata una feroz represión para garantizar la impunidad

Las protestas desencadenadas en Colombia tras el asesinato de Javier Humberto Ordóñez Bermúdez, sucedido el pasado 8 de septiembre en un indisimulado ejercicio de brutalidad policial, han sido respondidas por el gobierno colombiano con una política represiva que arroja el trágico y vergonzante saldo de trece manifestantes asesinados y más de cuatrocientos heridos.

Leer mas…